Por su puerta principal, se accede al hall de Mansión Seré. A la izquierda, la escalera conduce al primer piso. Los testimonios de detenidos en el centro clandestino de detención ubicado en Morón acompañan el recorrido. Describen su experiencia ahí adentro. El camino sigue por la habitación donde tuvo lugar la fuga que inspiró la película de Adrián Caetano. Se escuchan los pormenores del plan y se atestigua el escape. La casa queda atrás. 

 

#MansionSereVR permite recorrer un lugar que ya no existe. Se trata del primer desarrollo de Periodismo Modelado, proyecto argentino que explora las posibilidades que ofrece la realidad virtual para contar historias periodísticas. El equipo está compuesto por el ingeniero en sistemas Martín Rabaglia, el desarrollador de software Dan Zajdband, los periodistas Juan Charovsky y Ariel Moyano; y Gia Castello, especialista en gestión de medios.

 

 

Jardin

 

 

“La idea no es que el usuario sienta que es un detenido más", explica Charovsky, que trabajó con Castello en el desarrollo del guión de la experiencia. “El punto de vista es el de alguien que vuelve 30 años después, pero todo quedó como si se acabaran de ir los torturadores”, agrega.

 

Periodismo Modelado se suma a la ola de experimentación con realidad virtual que están llevando adelante el New York Times, Discovery Channel, El País, al igual que otros tantos medios de distintas partes del mundo. El video 360° es la característica que une la mayoría de las experiencias que surgen de esta incursión en la tecnología que se perfila como la gran tendencia de 2016.

 

El recorrido por Mansión Seré va un poco más allá. Se alinea más bien con el periodismo inmersivo que surge de la convergencia de las plataformas de videojuegos y los entornos virtuales con las las historias de no ficción. Nonny de la Peña es una de las pioneras en esta área con sus experiencias que usan la tecnología para involucrar a los usuarios en los relatos.

 

 

Hall

 

 

“El fin último de la realidad virtual es tratar de generar historias que puedan movilizar un pensamiento empático. En términos de narrativas, eso es una posibilidad muy grande, sobre todo para el periodismo”, destaca Charovsky. Además de poder mirar para todos lados, tal como lo permite el 360°, “sentir que estás adentro no es una cosa menor, te acerca a los otros”, agrega.

 

Esa misma capacidad de generar empatía obligó al equipo de Periodismo Modelado a considerar las cuestiones éticas a la hora de armar el relato. “Uno paga un precio muy alto cuando se pone un casco, porque se abstrae por completo del lugar donde está”, reflexiona Castello. Al mismo tiempo, recuerda que por ese motivo también es muy importante que la experiencia no dure más de siete minutos. Los mareos sufridos por los usuarios son la otra razón por la cual las historias no pueden ser extensas.  

 

 

Habitación (1)

 

“Hay fragmentos de los testimonios que son muy fuertes y gráficos que quizás no aportan tanto a la historia”, añade Castello y señala que “nunca la idea es que alguien sufra mirando la experiencia”. Por este motivo, el equipo de Periodismo Modelado cuidó mucho la narrativa para que no genere impresión o rechazo.

 

Pensando en un futuro cercano, Charovsky estima que cada vez van a aparecer más relatos como el creado por Periodismo Modelado en el ámbito local. De todas formas, cree que estas narrativas van a tender a insertarse en una lógica transmedia.  

 

 

Neo_202 (1)

 

 

Mirá la presentación de Periodismo Modelado en el 8 NEO Media Lab.